Archive for febrero 16, 2016

Ocho apellidos… de dinero

Lejos del tópico expandido en nuestro país de que el cine es una industria tendente a la subvención y al despilfarro de recursos de dinero público, en los últimos años el sector de la cinematografía española ha ayudado y ha colaborado con la economía. Y es que la taquilla española goza de una muy buena salud, merced a películas como ‘Ocho apellidos vascos’, la que más ha recaudado en la historia de nuestro país con 50.633.218,87 euros.

El film dirigido por Emilio Martínez Lázaro y protagonizado por Dani Rovira y Clara Lago tiene el privilegio de ser la más taquillera, pero le siguen films como ‘Lo imposible’, de Juan Antonio Bayona, con 42.397.943,35; o ‘Los otros’, cinta de Alejandro Amenábar que recaudó 27.254.163,38 euros.

En estas buenas vibraciones económicas que exhibe el cine español tienen parte de culpa propuestas adaptadas a los gustos más mayoritarios y a un amplio espectro de espectadores. Directores como Alejandro Amenábar, Daniel Monzón, Alberto Rodríguez, Emilio Martínez-Lázaro o Santiago Segura –cerebro y ejecutor de la exitosa saga Torrente- aseguran cada año una recaudación notable para nuestro cine.

‘Ocho apellidos catalanes’, con 31,5 millones de euros, encabeza la lista de películas más taquilleras del pasado año. En el ranking de 2015 aparecen otros títulos con gran capacidad de recaudación, como ‘Atrapa la bandera’ -11 millones de euros-, ‘Perdiendo el norte’ -10,4 millones-, ‘Regresión’ -8,9 millones- o ‘Ahora o nunca’ -8,4 millones-.

Estos buenos resultados de películas españolas tienen aún más mérito si tenemos en cuenta el 21% de IVA cultural que hay que pagar a la hora de entrar en una sala. Como ejemplo comparativo tenemos a Francia, con un 5% de IVA cultural y que destina el 11% del dinero de las entradas para un fondo exclusivo para el cine, por lo que así esta industria es capaz de subvencionarse a sí misma sin necesidad de tirar de recursos del Estado. Quién sabe si un modelo como el francés acabará imponiéndose en España dentro de no mucho o de si, por el contrario, ahora el cine se ha convertido en una industria más que rentable para los distintos gobiernos de España.

Cuba crece

Después de que Cuba y Estados Unidos hayan restablecido relaciones en el pasado año, la economía de la isla se prepara para afrontar un nuevo escenario. Con aspectos aún en el aire y por resolver, como el bloqueo contra el país y la indemnización que éste tendría que recibir por parte de los norteamericanos, 2016 se antoja como un año crucial para el devenir de los próximos tiempos en lo que a la economía se refiere.
Entretanto, Cuba ha conseguido cerrar 2015 con un crecimiento del 4%, merced al granito de arena aportado desde muy diferentes sectores productivos, como así reconocía el presidente de la nación, Raúl Castro. Este dato favorable para la economía cubana ha sido posible en buena parte por los anticipos de liquidez que se han producido y por el adelanto en las contrataciones de los créditos y en su ejecución.
En este crecimiento del producto interior bruto (PIB) de Cuba tuvieron vital importancia sectores de la economía como la industria azucarera, que tuvo un ascenso del 16´9%; las construcciones, que llegaron al 11´9%; la industria manufacturera, que alcanzó un 9´9%; y el sector servicios y el comercio, que logró un 8´6%.
Y para este 2016 las inversiones en Cuba ascenderán a siete mil ochocientos cuarenta y un millones de pesos, cifra muy superior a los novecientos millones trazados para el anterior ejercicio. El desarrollo del país se agarra a sectores estratégicos como el turismo, la energía, el petróleo y los programas agropecuarios.
Más de la mitad de las inversiones proyectadas se centrarán en beneficiar los incrementos de las competencias constructivas y la producción de los materiales de construcción, así como la potenciación de fuentes de energía renovable y el relanzamiento de la industria alimentaria.
Esta corriente positiva que parece abrirse paso en la isla se refuerza con noticias como la primera visita a Cuba de un ministro de Economía de Alemania en 15 años. Sigmar Gabriel, titular del ministerio germano, insistió durante su estancia en Cuba en las óptimas y modernas soluciones que Alemania puede ofrecer a Cuba en ámbitos como la energía o la sanidad.