Archive for mayo 13, 2016

Economía de Cuba

Sin duda, una de las noticias más impactantes del pasado 2015 fue el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre las naciones de Estados Unidos y Cuba. La tensa relación entre ambos países que se ha mantenido durante décadas parece haber experimentado una tregua, quién sabe si definitiva. La economía de Cuba se enfrenta ahora a un escenario de incógnitas, de posibles cambios y de hipotéticas transformaciones, con el bloqueo a la isla como trasfondo de muchas de las negociaciones.

Cuba-MonedaChe-FDGComo respuesta a la política de expropiaciones y nacionalizaciones llevada a cabo por el Gobierno revolucionario de Cuba tras la toma del poder en 1959, Estados Unidos inició un embargo comercial, económico y financiero en contra de la isla. Fue en 1960 cuando entró en vigencia el bloqueo, que, si bien en principio excluía alimentación y medicinas, dos años más tarde se recrudeció y pasó a ser prácticamente total.
Posteriormente, la vida en Cuba se hizo más difícil, toda vez que la economía de la isla se veía seriamente atacada por la medida. En 1992, mediante el Cuban Democracy Act, se ratificaron las sanciones de Estados Unidos hacia Cuba, con lo que el embargo obtuvo el carácter de ley.
Ya en el 96, el Congreso de los Estados Unidos de América dio luz verde a la Ley Helms-Burton Act. Con ella se desechó absolutamente la posibilidad de poder llevar a cabo negocios dentro de Cuba por parte de ciudadanos estadounidenses. Lejos de relajar el vigor del bloqueo, en 1999 fue Bill Clinton el que dio un paso más ampliando el embargo comercial, ya que prohibió a las filiales de empresas de EE.UU. que se encontraran en el extranjero desarrollar relaciones comerciales con Cuba por valores superiores a 700 millones de dólares en el año.
El embargo que la economía de Cuba sufre es el de mayor duración que ha quedado registrado en la historia moderna. Condenado unas 23 veces ante la Organización de las Naciones Unidas, el bloqueo se enfrenta a un nuevo marco en este 2016, año en el que tal vez se produzca una inflexión en mayor o menor grado.