Archive for julio 28, 2016

Consiguiendo la hipoteca más económica

Hablar de hipotecas resulta definitivamente un tema que da para mucho, pero tendremos siempre la posibilidad de adquirir la más económica del mercado, solo tenemos que darnos la vuelta por algunos bancos y escuchar sus propuestas, los intereses que cobraran y el lapso en que tengamos que terminar con esta hipoteca, procurando escoger los menos pagos y el tiempo más corto de endeudamiento, para no querer salir corriendo por tal endeudamiento, aquí pues, alguno consejos, para escoger la mejor hipoteca y la que mejor se acomode a nuestras necesidades.

¿Cuánto puedo solicitar al banco para una hipoteca?

Este es quizá el más recurrente de los planteamientos que nos hacemos tras acudir al banco para solicitar una hipoteca, pues bien, el banco tendrá a bien informarte, que el total, que te otorgara, definitivamente se reflejara, en cuanto es tu poder de pago, ya que si el banco tiene muy altos los pagos, no puede, por ley, solicitar más del 30% o 40%, de nuestro salario total. Entonces, si tenemos un salario bajo, podremos encontrar una hipoteca de mediano tamaño a pagar en suficiente tiempo, pero con pagos algo cómodos, sin embargo no habrá que confiarse, puesto que necesitamos asegurarnos de que nuestro trabajo será permanente por lo menos por el tiempo que dure la hipoteca, porque por muy menores que sean los pagos, si fuera el caso, de quedarnos desempleados, será una verdadera carga angustiosa de endeudamiento.

¿En cuántos años terminare de pagar la hipoteca?

Esta pregunta será respondida de acuerdo a tu capacidad de pago, sin embargo lo más recomendable, es tratar de terminar los pagos en el menor tiempo posible, al final el banco agradecerá que escojas menor tiempo de pagos, y así terminar, con un endeudamiento que por mucho suele ser una verdadera, muestra de compromiso y decisión de pagar en tiempo y forma.

Tipo fijo, mixto o variable, ¿que conviene?

Este tipo de modalidad, dependerá en gran medida de nuestra capacidad de pago y el tipo de hipoteca solicitada, lo más recomendable es un tipo fijo, ya que las cuotas e interese serán congelados desde el inicio del pedimento hasta la finalización de los pagos de nuestra hipoteca.

Los tipos de hipotecas más comunes

Existen en cualquier banco, muchas opciones de hipotecas, todas con diferentes usos y aplicaciones, debemos asesorarnos perfectamente, para saber con exactitud, cual es la hipoteca que requerimos, ya que una vez hecho el compromiso, será muy difícil sino, imposible, cambiar el tipo de hipoteca.

  • Hipotecas de suelo, esta hipoteca es para urbanizar un terreno y poder construir sobre él.
  • Hipoteca para la primera vivienda, esta es la más adecuada para hacerse del primer inmueble, y presenta la menor mora que tiene el sistema.
  • Hipoteca para una segunda vivienda, se ofrece este tipo de hipoteca, para consolidar el pago de la primera, y en su caso tomar las dos hipotecas, para resolver a favor de una mejor o con mayor tiempo de plazo.
  • Hipotecas sobre pisos de bancos, esta hipoteca se resuelve en cuanto los bancos han recogido hipotecas vencidas, donde se abarata el costo, después de algunos años y podemos hacernos de un bien inmueble que ya ha sido propiedad del banco.
  • Hipotecas sobre bienes rústicos urbanos legalizados en su mayoría, adjudicándose al cliente la vivienda mediante esta hipoteca.
  • Hipotecas para VPO, pudiendo ser privadas o públicas, tras la adjudicación en subasta, y nunca podrán ser vendidas al precio del mercado sino por muy debajo de su costo, precio no comercial, sino legal, pasado el tiempo, pudieran bajar de valor, y es cuando debemos de aprovechar el adquirir, mediante la hipoteca VPO.
  • Hipotecas para jóvenes, es la financiación para personas de 30 a 35 años, y dependerá la adjudicación a los valores predeterminados por los diferentes bancos.
  • Hipotecas para no residentes, estas hipotecas convienen a los extranjeros que quisieran adquirir la hipoteca sobre un bien inmueble, pero con la desventaja de tener que cubrir por lo menos el 50 % del cerrajeros en Paiporta de la hipoteca, ya que lo más seguro es que este tipo de clientes, no sean residentes en España.

Las hipotecas cuales fueran ofrecen siempre largos plazos para pago, pero hay que tener en claro cuál sería la que nos conviene más, puesto que precisamente, será una deuda a largo plazo, aunque se liquidan mes con mes.

No olvidemos conocer las diferentes propuestas, y estudiarlas a conciencia, ya que antes de firmar podremos elegir entre muchas opciones, que nos permitan estudiar la hipoteca correcta a tomar.

Intereses de tipo fijos para hipotecas, la nueva moda

Ahora el auge esta en convertir los pagos fijos en toda hipoteca contratada en España, a partir de los créditos hipotecarios para otorgar mayor seguirá a los clientes, pero del mismo modo beneficiando al banco en cuestión.

Actualmente se firman hipotecas con el tipo fijo para aprovechar los beneficios que se están dando dentro de las instituciones bancarias, y a beneficio de los clientes que blindan su deuda para que no se incremente, la deuda por el pago variable de intereses.

asdfDefinitivamente, el que siempre ganara será el banco, pero proveen de una garantía al cliente, para que sientan que sus pagos serán congelados,, sin abruptas subidas, aunque sin reserva podemos decir que el banco es y será el más protegido ante este método de contratación, sin dejar espacio para que el Euribor baje o suba dentro del plazo convenido.

El Instituto Europeo de Mercados Monetarios, confirma, que sería muy falso confirmar, que el tipo fijo, se convertirá en el más bajo y de ninguna manera seria el más estable, ya que no está reformada la ley, hipotecaria, siendo esta la más antigua legislación y urge una transformación, ya que aunque de primera instancia el cliente se podría ver beneficiado, y el banco lo es sin duda, es importante darle una verdadera seguridad al cliente y al Euribor,  en definitiva.

Según las estadísticas ahora cuatro de cada diez hipotecas son contratadas a plazo fijo, desde el 2007, y regula los vaivenes del mercado, y representa un cambio mínimo a la moneda, no habiendo modo de encarecer las deudas y dejando a las familias en un contexto de perdida y de incertidumbre, por poder perder su dinero, o su propiedad.

Con toda la lluvia de información que tenemos a la mano, debemos de estudiar cual fuere la mejor opción para poder firmar un contrato de hipoteca, sea esta de tipo fijo, variable o mixta, siempre con la convicción de que adquiriremos un compromiso muchos años de pago, entender que tipos de pagos amortizaran nuestra deuda, para cubrir estos pagos de una manera cotidiana, y sin riesgos.

Lo que debes de saber de las hipotecas

Contratar una hipoteca del tipo que sea, suele ser una decisión que debemos de tomar con sumo cuidado, y precaución, ya que esta será una deuda que durara años, inclusive décadas, sufrir los embates de los cambios bursátiles.

Los bancos, todos, o por lo menos la mayoría, pueden tomar el riesgo de vender este producto entre los clientes, ya que aunque sea prácticamente un fondo que se recuperara en años, por lo menos “trabajara”, pues con el cobro de los intereses, se mantendrá a mano, el capital, dándole vuelta y siempre, los intereses, son los que soportaran la deuda.

Los plazos de las hipotecas solían ser de 10 a 20 años, pero últimamente, se han dado las oportunidades de extender los plazos hasta en 30 años, infortunadamente, los mayores plazos generan mayores y más altos intereses, dejando entredicho, si es mejor los plazos mayores, para cubrir una deuda, que puede hacerse infinita, e interminable.

Los intereses de estas hipotecas, se desvincularan de las fluctuaciones del Euribor, de tal manera que no afecta si estas tienden a subir o a bajar, el interés seguirá siendo el mismo al de la contratación del producto financiero, desde el primer pago, hasta el final de la deuda, el cliente, estará seguro, y no se llevara sorpresas posteriores.

Y el cliente siempre estará protegido, por el contrato y sabrá cuales serán exactas sus cuotas, sin ningún sobresalto o alza de los pagos que se realizaran, sobre esta hipoteca.

Y sobre las condiciones de las hipotecas, pues afortunadamente, estas  no han sido muy modificadas al paso de los años, una condición que no ha cambiado, es que es obligatorio hacer la domiciliación, del pago de  este producto a nomina, ingresos mínimos, de 3.000 a 5.000 euros, la financiación alcanzara un tope máximo del 80% del valor de la propiedad total, sin excepción, no se aumentara este tope, y se regirán los intereses a partir de esta valuación, y generalmente la contratación de un seguro de vida, y así amortizar la deuda lo más que se pueda al momento de realizar los pagos.