Iniciativa Pyme fortalece al microempresario

España es un país de micropymes, pues el 94,8% de las empresas tienen menos de 10 empleados, según ha revelado un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE).

Podríamos leer esta información con optimismo por el carácter emprendedor de los españoles, pero al mismo tiempo resulta preocupante, pues la capacidad de estas empresas de generar empleos, es muy limitada. La razón es muy sencilla: por la naturaleza de los sectores económicos que las concentran y las características de los bienes y servicios ofrecidos, muchos negocios pequeños  serían inviables si crecieran.

Por otra parte, las microempresas han demostrado niveles de productividad inferiores a los de las compañías con más de 250 empleados. Como en España el mayor peso del tejido empresarial recae en las pymes, que concentran el 60% de la fuerza laboral, la brecha de productividad media entre nuestro país y el resto de Europa, es muy pronunciada.

Asimismo, los indicadores demuestran que el tamaño de las compañías está íntimamente relacionado con su supervivencia: cuanto mayor es una empresa, más posibilidades tiene de continuar operando cinco años después de su creación. La cifra es alarmante, pues el 61% de las microempresas desaparece antes del cumplir un lustro.

En buena medida esto obedece a la incapacidad de las pymes para obtener los recursos que necesitan para ampliarse y lograr economías de escala que las hagan más productivas.

Por esta razón, ha sido acogida con grandes expectativas la Iniciativa Pyme, un instrumento concebido conjuntamente por la Unión Europea, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), para apoyar el financiamiento de pequeñas y medianas industrias.

España ha sido el primer país de la UE en activar este mecanismo, para el cual cuenta con 800 millones de euros del Fondo FEDER. Esta suma beneficiará al menos a 40.000 pequeñas y medianas empresas con más de 4.000 millones en créditos.

¿Cómo funciona?

Aunque la administración del fondo recae en entidades públicas, el crédito lo otorga una entidad bancaria, previamente adherida al programa. Por eso, el microempresario debe acudir a su banco y solicitar el crédito. Lo que hace el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) es garantizar el 50% del mismo, reduciendo el riesgo del intermediario financiero. Con esto se logra un efecto multiplicador que cuadruplica  los fondos FEDER.

Hasta fecha 15 Comunidades autónomas participan en la Iniciativa Pyme, a saber: Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía, La Rioja, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla León, País Vasco, Canarias, Baleares, Aragón, Región de Murcia, Galicia, y la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Si tienes una pyme, tanto de producción de bienes como de servicios (por ejemplo, los fontaneros, transportistas, electricistas o contadores) o incluso si eres autónomo puedes acceder a este financiamiento.

¿Cuáles son las condiciones?

  • Pueden optar a este financiamiento las empresas que tengan menos de 250 empleados y cuya facturación anual sea menor a 50 millones de euros.
  • El plazo de amortización es de 2 a 12 años para proyectos de inversión; y de 2 a 5 años para financiamiento de circulante.
  • Iniciativa Pyme funciona bajo las modalidades de préstamo, leasing y cuenta de crédito, hasta por 12,5 millones de euros. Esta suma puede emplearse en inversión de activos, tangibles e intangibles; adquisición de empresas (siempre que se trate de una negociación entre inversores independientes), y circulante.
  • Todos los proyectos deben ejecutarse dentro del territorio español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *