“No pongas todos los huevos en la misma cesta”

Los portales de bolsa e inversión parecen haber inundado el mundo web español, lo que denota el gran interés que, paulatinamente ha ido despertando en buena parte de los inversores españoles, impacientes por conocer en profundidad la dinámica los mercados bursátiles.

Actualmente, el inversor español puede encontrar diseminado por toda la web, todo un abanico de herramientas, tendentes a facilitar el aprendizaje del funcionamiento de los mercados bursátiles, de modo que, no resulta extraño acceder a numerosos cursos de iniciación al trading, análisis fundamental-técnico, CFDs, forex al alcance de todos, simplemente haciendo un click en el ratón de nuestros ordenadores.

Realmente resulta gratificante para nosotros, los expertos en este campo, la proliferación de estos portales por toda la web, lo que conlleva el desarrollo de esta industria, en un país donde hasta hace muy poco, no era raro asociar la idea del casino a la bolsa. Pero esta sed de información financiera atraviesa los umbrales de la red y, cada vez resulta más común hablar de inversiones en canales de TV y radio, especializados en bolsa, e incluso en circunstancias de nuestra vida cotidiana, como pueden ser cenas entre amigos y demás eventos sociales.

Sin embargo, a pesar de estos avances en materia de inversión, no debemos olvidar que aún nos queda un largo camino por recorrer, en materia de conocimiento bursátil, en relación con el que poseen otros países de nuestro entorno. En este sentido, parece que el inversor nacional no alza la vista más allá del ámbito estrictamente español, interesándose tan solo en las noticias que circulan en torno a las 35 famosas compañías que forman el IBEX35. Sin embargo si nos alejamos de este mercado e incluso de algunas de las empresas que forman el índice EUROSTOXX50, el conocimiento del inversor español parece alcanzar su límite rápidamente.

Por esta razón, desde Miramar hacemos un llamamiento a la importancia del conocimiento global, no limitándose éste a los mercados europeos o estadunidense, sino también a los países emergentes, así como intentar abarcar diferentes sectores, regiones, etc… La razón de la importancia del conocimiento global reside en la propia naturaleza de la industria financiera, ya que ésta no es otra cosa que un cúmulo de productos, activos, etc…, que no llega a su máximo apogeo hasta que se usan conjuntamente en su justa medida. No olvidemos que uno de los riesgos fundamentales es el conocido como “riesgo país”, asociado a factores y características de un cierto país. De este modo, si nos encontramos en un país, trabajamos en él para una empresa nacional, poseemos una vivienda y adicionalmente sólo compramos acciones de empresas que cotizan en el índice de ese país, aunque creamos que diversificamos estamos haciendo lo contrario.

Finalmente, a pesar de que cambiar las costumbres adquiridas por los inversores se presente como una ardua tarea, debemos tomarlo como una nueva oportunidad de aprendizaje, con la meta de ir mejorando nuestras carteras y resultados al invertir en los mercados financieros con éxito.

Comments are closed.